CR-Recuerdo. I Encuentro Nacional de Escritores, 1996. Cristian Marcelo

Una fotografía para el recuerdo. De izquierda a derecha: Erik Gil Salas, Paulo Aguilar (en pie), Luis Echeverry (en cuclillas), Mainor González Calvo (con cofia, en pie y detrás), Francisco Zúñiga Díaz, Cristian Marcelo (en cuclillas), Juan Roberto Calderón (en pie y con cofia) y Castro Carvajal Hiram (en cuclillas). I Encuentro Nacional de Escritores,…

GRAN BRETAÑA. Charlie Chaplin y Oona.

Cuando Charlie Chaplin decidió casarse con Oona, 30 años menor.Él le dijo, Cásate conmigo para enseñarte a vivir y enseñarme a morir..Ella respondió, No Charlie, me casaré contigo para que me enseñes a madurar y te enseñaré a ser joven hasta el final.Fue un matrimonio maravilloso y tuvo 8 hijos y vivieron juntos hasta que…

PORTUGAL. La vejez. José Saramago

«POEMA SOBRE LA VEJEZ»De SARAMAGO : ¿Qué cuántos años tengo?¡Qué importa eso!¡Tengo la edad que quiero y siento!La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso. Hacer lo que quiero sin miedo al fracaso o lo desconocido… Pues tengo la experiencia de los años vividos y la fuerza de la convicción de mis…

CR-RUSIA. Poco sabemos. Sergio Erick Ardón Ramírez

Del mundo que no esté determinando por las «fronteras» del «mundo occidental»,sabemos de poco a nada.Asia, África ,Oceanía, son enigmas. Lo que conocemos es lo que nos llega a cuenta gotas a través de los medios, nunca interesados en cultivarnos, si en manipularnos.Nos molesta que alguién ignore que Costa Rica existe, pero nosotros no podríamos…

ESPAÑA. La fuerza del amor. Ada Luz Márquez

No hay alegría sin tristezasni Primavera sin Inviernoni sueño sin renunciani valentía sin miedo.Si no hubiera muerte¿valoraríamos la vida?Si no hubiera soledad¿valoraríamos la compañía?Si no fuera por el odio,¿acaso sabríamosque la fuerza del Amores indestructible?

ALEMANIA. La piel… el alma. Bertolt Brecht

«La piel, de no rozarla con la piel, se va agrietando.Los labios, de no rozarlos con los labios, se van secando.Los ojos, de no cruzarlos con los ojos, se van cerrando.El cuerpo, de no sentirlo con el cuerpo, se va olvidando.El alma, de no entregarla con el alma, se va muriendo».