CR. Un día como hoy… Eduardo Zúñiga

UN DÍA COMO HOY… nací en la finca de mis papás. Éramos una familia de clase media campesina viviendo en una vieja casa de madera junto a un higuerón creo que milenario, porque bajo sus inmensas raíces jugué con mis amigos de infancia; tan grandes eran también sus ramas, que se extendían por encima de todo el tejado.Mis papás eran descendientes de españoles pobres, afincados en el Valle Central que llegaron tras el anhelo de tener un pedacito de tierra, algo que en su natal Castilla, no podían ni soñar, pero en este país, el gobierno se las daba con el compromiso de trabajarla.

Mi mamá era una mujer católica que creía con firmeza que debía tener «los hijos que Dios le mandara». Le mandó diez. Yo fui el número nueve y como ya el país contaba con servicios de salud relativamente buenos y la situación económica de la familia había mejorado, sobrevivimos todos.¿Por qué les cuento ésto? Bueno, porque cada 24 de diciembre, recuerdo que hace muchos años, doña Etelvina Sánchez, más o menos a estas horas, había entrado en trabajo de parto y un rato después, yo iniciaba la experiencia de la vida.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s