CR-NICOYA-Pozo de Agua. La esperanza de una patria nueva. Wilmar Matarrita

Hoy 24 de diciembre es buen momento, aunque debería ser todos los días, para meditar en el ejemplo de una familia integrada en ese tiempo por María y José, quienes se disponen a traer a este mundo y cuidar a una persona que será portadora de un mensaje de transformación permanente.

Esto pasa en el contexto de una comunidad humilde, de pequeños pastores y campesinos, además de una región saqueada y controlada por un imperio que perseguía cualquier idea que fuera en contra de su visión de mundo. Jesús nació y creció madurando su misión profética. Que su nacimiento que celebramos hoy, nos renueve la esperanza de una patria nueva, para los humildes reflejados en las familias pastoras de Belén, pues de las familias humildes debe ser este paraíso llamado tierra. Trabajemos sin descanso para ayudar a lograrlo. Entendamos si, que para ello hay que organizar a los humildes, trabajar su formación política. Una vez teniendo claro su identidad de clase, irán hasta el final.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s