CR. Los líderes empresariales. Óscar Madrigal

LOS LÍDERES EMPRESARIALES

Se publica la noticia del “ranking” de los 10 principales líderes empresariales mejor calificados en el país por una empresa que se dedica a esos menesteres. El primero es Ramón Mendiola, después Javier Quirós, Franklin Chang, luego le siguen algunos altos empleados de BAC, Intel y los empresarios Alonso de Automercado y Francis Durman del conglomerado Montecristo.

La noticia se complementa con las mejores empresas, encabezadas por la Dos Pinos seguida por Fifco (Cervecería Costa Rica), seguidas de otras como Intel, grupo Purdy, Automercado, Walmart, BAC y otras.

Aunque esta nota no es un buen indicador, puede llamar la atención sobre un tema importante: ¿dónde o en qué ramas de la economía se encuentran los grandes capitales nacionales?

A raíz de esa información hago algunas anotaciones a “mano alzada”, como dicen, sobre un asunto que tiene un gran significado para el país y consciente de que son necesarios estudios que profundicen el tema.

En el sector de la banca no pareciera que estén esos grandes capitales de nacionales, ya que los bancos estatales y públicos, así como las cooperativas de ahorro, controlan la mayor parte del mercado. El capital privado se queda en el BAC de capital colombiano y otro de capital canadiense, quedándo solo algunos pocos de capital nacional, de la famiia Baruch, Liberman y Ortuño.

Si ligamos la noticia anterior con las grandes empresas, vemos que unos de esos grandes capitalistas están ubicados en los sectores de servicios y comercio (Fifco, Purdy, Automercado).

Otras grandes familias poderosas están en el sector inmobiliario, farmaceútico, construcción y turismo. Tal es el caso de la familia Durman, que es una de las más ricas de Centroamérica, Uribe dueña del conglomerado Cuestamoras, que controla la industria y el comercio farmacéutico, la familia Garnier que controla buena parte de las zonas francas, proyectos turísticos y de servicios, o la familia Quirós que sigue al frente del oligopolio de la venta de autos.

De la agricultura del café ya no están las viejas familias cafetaleras como los Peters, Rohmurser, Terán o Dent, las cuales se han desplazado hacia el desarrollo de proyectos inmobiliarios para dejarle el campo al dueño de Café Britt que controla buena parte de la comercialización y exportación del grano y convierte a su dueño en una de las personas más ricas del país.

En el banano compañías extranjeras como la Standard manejan buena parte de la producción y comercialización del Banano, pero se destaca en este ramo a la familia Álvarez Marín, como la segunda exportadora de banano, junto con el control de bienes raíces.

En la piña sigue el proceso de concentración de la producción.

En a industria están poderosos capitales, como el de los Durman o el de los Egloff, aunque algunas de esas industrias han sido absorbidas por capital colombiano y centroamericano.

Entre las grandes fortunas aparece en los medios de comunicación la de los Picado, dueños de Canal 7 y Cabletica, aunque de esta última han tenido que vender la mayoría accionaria. El resto de canales de TV se encuentran en manos de capital mexicano. Los dueños de La Nación son, en cuanto a capital dominante, los mismos de Fifco (Cervecería) por lo que siguen siendo muy poderosos.

A lo anterior hay que agregar aquellos empresarios que viven de las contrataciones del Estado, especialmente en infraestructura, como es el caso de los Cerdas y Mélida Solís, que han construido sus gigantescas fortunas en construcción, con las consecuencias ya conocidas.

Es las ramas de la produccción donde más se crece, lógicamente, es donde más aumentan los grandes, enormes, millonarios: servicios, agricultura de exportación, turismo, desarrollo inmobiliario, en industria la farmacéutica, el comercio o la construcción.

Por otra parte, como se aprecia de la nota comentada, la concentración de la riqueza ha crecido en estos años de la pandemia en los mismos grupos de siempre, en las mismas familias. Estas han visto aumentado su patrimonio enormemente y son cada vez menos.

La concentración de la riqueza y con ello la desigualdad social continuará aumentando cada año que pase, a menos que un gobierno introduzca los correctivos que se están planteando con urgencia incluso en EEUU.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s