CR. «Limón sin sal». Alí Víquez

Cada cierto tiempo me dan un consejo. Asumiendo que hay buena intención, lo agradezco, pero lo rechazo. Viene a ser este: «No escriba chistecitos en redes sociales. Un escritor serio no debe hacerlo. «Hay varias causas de mi negativa al respecto: 1. Se confunde solemnidad con importancia. Son distintas. 2. Se desconoce la historia del arte, que está llena de divertimentos desde la Antigüedad. 3. Quien carece de humor, en especial respecto de sí mismo, no es persona de fiar. 4. Un solo día sin humor me provocaría un desasosiego existencial muy dañino. No estoy dispuesto a correr ese riesgo. 5. Las personas que no ríen se arrugan muy feo. En Heredia había un viejillo así y le decían «Limón sin sal».

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s