IRLANDA DEL NORTE-BELFAST-Paredes que susurran y a veces gritan. “Los artistas dicen que no es arte, los políticos no los apoyan y los científicos y periodistas los eluden”.

“Es fácil sortear los murales de Irlanda del Norte”, escribe Bill Rolstom en su libro Drawing Support. “Los artistas dicen que no es arte, los políticos no los apoyan y los científicos y periodistas los eluden”. Según este autor norirlandés, para la gente que vive fuera de las áreas trabajadoras, estas pinturas son “ajenas a su realidad”. Sin embargo, cada vez es más difícil esquivarlos “porque, indudablemente, existen”. Basta con desviarse de la neutral zona céntrica y transitar los barrios periféricos de Belfast. Aquí cada calle está marcada por la identidad de sus residentes: Los que apoyan la pertenencia al Reino Unido y los que prefieren la independencia o la inclusión en la República de Irlanda. Una disputa que ha costado más de 3.500 vidas a lo largo de 50 años. Un conflicto que, como si de un cómic se tratara, puede recorrerse a través de las imágenes dibujadas en los muros de estos cinco puntos de la capital.

*EL PAÍS

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s