CR. «Ilse». Sumamos nuestro dolor. Sergio Erick Ardón

A Grecia llegamos una noche.
La reunión era en la casa de uno de los jóvenes griegos que habían participado en el apoyo a la huelga de los obreros azucareros de CoopeVictoria, que por 15 inolvidables días fueron señores del ingenio.
La huelga había sido exitosa y a pesar del desalojo y la represión, culminó con el reconocimiento de las demandas de mejoras salariales y de condiciones de trabajo y con la aceptación del derecho a organizarse, que fue la demanda y el logro principal.
A conversar con los griegos llegamos «Coca» Vargas , que había sido el Secretario General del sindicato fundado, que venía saliendo de la cárcel de Cartago donde fue recluido, Oto Castro , abogado, representante impulsor de la organización, y alma de la resistencia, después del desalojo, y yo, que había sufrido prisión en la cárcel de Heredia.
La promotora de la reunión nos esperaba en el parque central de la ciudad. Era Ilse Acosta.
A partir de esa noche, la mayoría de los participantes entró a militar en el MRP, Ilse a la cabeza de ellos.
Por años, su nobleza, lealtad y hondas convicciones la llevaron a ser reconocida como militante ejemplar, al punto que pasó a ser elegida miembro pleno del Comité Central.
Cuando las condiciones políticas nos llevaron a replantearnos la línea de acción, y adecuarla a las nuevas circunstancias, a criterio de una mayoría, Ilse manifestó su desacuerdo, y sin estridencias, de manera fraternal, nos comunicó su retiro .
Perdimos así, con ella y otros valiosos compañeros, parte de nuestra fuerza principal.
Nunca su actitud franca y clara estuvo marcada por resentimientos ni reclamos. Ni encontramos en ella otra cosa que no fuera el abrazo fraternal.
Supimos que se había afincado en Guácimo, donde hizo su vida al lado de los campesinos a los que tanto siempre amó.
No la volvimos a ver, pero si sabíamos de ella.
Hoy me he enterado de su muerte prematura.
Con sus familiares, con Rosy su hermana, también querida compañera, con todos aquellos que disfrutaron de su serena amistad y leal compañerismo, queremos sumar nuestro dolor sincero ante su muerte.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s