CR-CHILE. Hay cosas difíciles de comprender. Óscar Madrigal

Hay momentos en la vida de las sociedades que son tan difíciles de explicar. Por ejemplo, lo ocurrido ayer en las elecciones en Chile.

Resulta que después de un gran movimiento de masas que puso al borde el derrocamiento del gobierno, que fue una insurrección urbana, en las elecciones siguientes la derecha fascista, defensora del régimen dictatorial de Pinochet obtienen la primera mayoría electoral.

Pero ello no ha sido un fenómeno único en Chile. Igual ha ocurrido en muchos otros países. Recuerdo cuando en Francia se derrotó el proyecto de constitución europea y en las elecciones siguientes la derecha más reaccionaria ganó el gobierno.

En Costa Rica también han ocurrido cosas parecidas. Después del Combo del ICE, que logró derrotar las intentonas del régimen por privatizar instituciones, la izquierda no logró un resultado positivo, no elegió ningún diputado. Igual ocurrió después de la lucha contra el TLC, cuando en las elecciones siguientes el Frente Amplio solo puede elegir un diputado y por subcociente.

¿Por qué esos grandes movimientos de masas, que ponen en tensión a todas las clases y grupos sociales no logran convertirse después en grandes e importantes éxitos electorales?

Es evidente que los mecanismos de lucha y movilización popular son muy diferentes a los procesos electorales. Pero, ¿qué los distingue? ¿Por qué esa gran conciencia social generada en esas grandes movilizaciones no se traduce en votos?

Dicen que el miedo juega un papel trascendente en los momentos electorales que inmoviliza a los votantes. Pero ese miedo se neutraliza cuando se actúa en grupos, de manera colectiva.

Pero al final el resultado es que grupos antidemocráicos, fascistas, defensores de las violaciones a los derechos humanos mutan y son aceptados como demócratas y amantes de la libertad como acaba de ocurrir en Chile.

Tenemos por delante una elecciones en CR en que el miedo ante el crecimiento de la izquierda y la impopularidad de los partidos tradicionales, va a ser una de las armas principales contra el Frente Amplio.

En síntesis, se trata de hacer entender a la gente que la izquierda no es caos ni dictadura, sino libertad, solidaridad y fraternidad, los grandes postulados del despertar de la Humanidad.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s