CHILE. Para verdades, el tiempo. Sergio Erick Ardón Ramírez


Pablo Neruda, insigne poeta chileno, premio Nobel de Literatura de 1971 fue asesinado por los sicarios de Pinochet. Esto lo afirma con convincentes argumentos Manuel Araya quién fuera su chofer y acompañante. Araya, a quién sacaron de en medio pegándole un tiro en una pierna a la entrada del hospital donde atendían a Neruda. Cuenta que se estaba en preparativos para salir hacía México, que le había ofrecido asilo al poeta universal. Neruda padecía un cáncer de próstata y recibía tratamiento, pero su mal no era mortal. En el hospital habría recibido una bacteria, el estafilococo dorado, que precipitó su muerte. Conociendo los métodos expeditos que utilizó el régimen militar para deshacerse de sus más connotados adversarios, y siendo Pablo Neruda un poeta de gran prestigio internacional, dejarlo salir era exponerse a las denuncias de una voz muy escuchada. El médico que firmó el acta de defunción lo hizo desde su casa sin siquiera ver el cadáver.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s