CR. Súplica. Sergio Erick Ardón Ramírez

Me para los pelos ver lo que se asoma.
No hablo del verano que ya nos ha traído dos atardeceres rojos y cielos que anuncian su azul.
Tampoco me refiero al sol brillante del trópico, ni a los vientos frescos de diciembre, a los verdores que todo lo cubren, ni a las florecillas silvestres que ya aparecen.
Mi súplica no tiene que ver con lo nuestro, con lo que nos alegra la existencia y nos rodea de vida y de color.
Lo que me mueve a levantar mi voz con esperanza, es que no cometamos el pecado de ver los tiempos navideños con ojos extranjeros.
No, aquí ni cae nieve, ni tenemos renos, ni nos entendemos con otra lengua que no sea el castellano.
¿Sería mucho pedir que nos resolvamos a ser nosotros mismos?

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s