CR-SAN CARLOS. Entre Ciudad Quesada y La Palmera. Ángela Ulibarri

Cada vez es más común ver esta imagen en el camino de Quesada a la Palmera.
Un estadounidense tenía una casa abierta, para que las lapas entraran y salieran, cuando quisieran.
El falleció y docenas de estas hermosas lapas siguen en estos alrededores multiplicándose libremente, en algunos casos alimentadas por personas que dejan en sus patios alimento para ellas.
Existe la calle de las lapas sitio común para encontrarlas.
Han aprendido a sobrevivir comiendo de los árboles de la zona.
Nadie las toca y todos las protegen.
Parece que hay tantas que ya no es posible contabilizarlas.
Libres crecen por todas partes.
Un regalo de la naturaleza.
Así es San Carlos.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s