CR-ALAJUELA. Pecado capital. Sergio Erick Ardón Ramírez

Entre las ruindades sin nombre que en este país se han cometido, es el fusilamiento de Juan Rafael Mora Porras, el pecado capital.
Juanito no solo se había cubierto de gloria motivando a todo un pueblo iletrado, poniéndose a su cabeza resueltamente, para rechazar la invasión expansionista y salvar la apenas naciente nación.
Él,
culto y visionario como era, el que más, atisbó lo que sucedería si
no se derrotaba al invasor.
No solo Centroamérica corría peligro. Toda la América podría ser engullida.
Este peligro ya lo avisoraba Bolívar, y Juanito lo conocía. Martí luego lo reafirmó.
Pequeñeces llevaron a gente de ánimo pequeño, a dar la orden de “fuego”.
Con su muerte perdíamos todos, los latinoamericanos, un visionario, un precursor.
De esos no nacen todos los días.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s