CR-Pasoancho. El padre Melvin. Priscilla Díaz Morales

Yo servía en la iglesia durante el tiempo en que estaba el padre Melvin y en más de una ocasión tuvimos diferencias de pensamiento e intercambios de palabras que nos incomodaron a los dos, ambos éramos muy directos, él me decía con esa mirada y sonrisa que ya conocen: al árbol se le conoce por sus frutos, y yo me encachimbaba porque me parecía un comentatio fuera de lugar, y después me decía que era orgullosa y yo le respondía que él también, y así nos la pasábamos, removiéndonos mutuamente lo que llevábamos por dentro, pero nadie puede negar que tenía un gran don de palabra, sus homilías, era inevitable escucharlo y guardar para sí lo que expresaba, deseo que descanse en paz y que Dios le brinde mucha fortaleza a sus familiares.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s