RUSIA-VENEZUELA. Contar lo bella que es. Inna Afigenova

De los mensajes que me enviaron estos días (en su mayoría muy bonitos, por lo que les agradezco a todos) hay un tipo en particular que se suele repetir y que no demuestra demasiada agudeza, por decirlo suavemente. De esa gente que no soporta que uno pueda ir a Venezuela, disfrutarla y contarlo a los demás. Mensajes del tipo: “Fuiste a los sitios turísticos, ¿por qué no vas a un hospital?”, “hablas de sus maravillas naturales y su gente, y no denuncias al régimen, claro, qué se puede esperar de una rusa”.

A ver, céntrense. Yo cuando voy de vacaciones, a donde sea, no me meto en un hospital (ni en una escuela ni en un ministerio). Ni en Rusia, ni en España, ni en Argentina. Eso, para empezar. Y juraría que nadie lo hace.

Es curioso que a toda esa gente a la que al parecer tanto le importa el bienestar de los venezolanos les parezca tan mal que una venga a dejar su dinero aquí y a visitar el país y a disfrutar de él. A lo mejor es que no les importa una mierda su bienestar y que solo se basan en lo que ven, oyen o leen (aunque dudo que lean demasiado) para soltar este tipo de soflamas pseudopolíticas que jamás soltarían si una visitara Chile, Colombia, EE.UU o cualquier otro país que sí consideren digno de visitar. A mí, por cierto, me encantaría que en todos ellos (y también en Venezuela, claro está) hubiera una sanidad pública, universal, digna y de calidad, para lo cual creo que puede ayudar que entre dinero en el país a través del turismo. Dudo mucho que a todos esos que vienen a dar lecciones de moral aquí les importe un pimiento cualquiera de esas cosas. Pero eso sí, te piden que visites un hospital precisamente aquí.

Para seguir, y esto me parece importante recalcarlo después de unos días aquí: creo que la mejor manera ahora mismo de ayudar a Venezuela es contar lo bella que es. Su gente lo necesita de verdad, después de años y años de estigmatización es difícil seguir creyendo que lo tuyo vale, que tienes mucho que ofrecer y que enseñar al mundo, que no solo estás a la altura sino que a veces superas con creces lo que uno puede encontrar en otros sitios.

Y más allá de la autoestima que les han ido dañando sistemática y metódicamente, está la cuestión del dinero: cuanta más gente se entere de lo que hay aquí y cuanta más gente deje de poner caras de asombro cuando le cuentas que vas a pasar unas vacaciones en Venezuela, más podrán trabajar y ganarse la vida los de aquí.
Más trabajo, dinero y bienestar habrá.

¿Y acaso no es eso lo que queremos? El cerco diplomático, las sanciones, los paros, bloqueos y demás, lo único que hacen es empobrecer a este pueblo (que lo que quiere es lo mismo que el resto: vivir en paz y a poder ser sin tener que hacer malabares para poder subsistir).
INNA AFIGENOVA.

*Jm Abreu

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Elizabeth León dice:

    Gracias por visitar mi país, eres una excelente profesional, felicidades y mucho existo mucho mas..Dios te Bendiga.. Saludos desde Caracas, Venezuela

    Me gusta

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s