ARGENTINA. Pablo de Rokha, poeta.

Los chilenos reconocen, en su casa, cuatro grandes poetas; en orden cronológico: Gabriela Mistral, Vicente Huidobro, Pablo de Rokha y Pablo Neruda; entre nosotros, el menos difundido es el tercero, nacido en 1894 y muerto por suicidio el 1 de setiembre de 1968.
Figura muy rica, llena de inventiva y de desmesuras, Pablo de Rokha fue gran vanguardista, pero mucho más fue gran contestatario. Se opuso a cuanta cosa encontró y su inquietud lo llevó a ensayar incansablemente estilos, métricas y temas: trajo el primero el de las comidas populares y ante la intromisión de Neruda, se dedicó a denigrarlo con una virulencia increíble, digna de un Quevedo, incluso con concomitancias políticas, pues ambos eran comunistas.

La forma épica del engaño

El mundo no lo entiendo, soy yo mismo
las montañas, el mar, la agricultura,
pues mi intuición procrea un magnetismo
entre el paisaje y la literatura.

Los anchos ríos hondos en mi abismo,
al arrastrar pedazos de locura,
van por adentro del metabolismo,
como el veneno por la mordedura.

Relincha un potro en mi vocabulario,
y antiguas norias dan un son agrario,
como un novillo, a la imagen tallada.

Un gran lagar nacional hierve adentro,
y cuando busco lo inmenso lo encuentro
en la voz popular de tu mirada.

*Fundación Argentina para la Poesía

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s