ARGENTINA. Charly García, 1976.

“Yo me recibí de profesor de piano a los 12 años. Luego estudié armonía y contrapunto y recién ahora comienzo a comprender que muchas de las cosas que me decían que no debía hacer eran en realidad posibles. En música hay cosas prohibidas (como las cuartas aumentadas, o las quintas descendentes). Pero se pueden hacer; quizás no suenen matemáticamente perfectas, pero el asunto no es mostrar siempre el lado perfecto de las cosas. Todo artista debe reflejar con su creación, a la par que sus virtudes, sus propias imperfecciones. De pronto, yo necesito tocar cosas de las llamadas imperfectas, entre comillas. Pienso que la técnica, o las costumbres, en todos los órdenes, no tiene que limitar al hombre. No estoy en contra de la técnica, pero siempre y cuando no se use para encasillar o limitar la imaginación humana.“ Charly García, 1976, en tiempos de La Máquina de Hacer Pájaros.

*Alfrefo Luis Fernández

Un comentario Agrega el tuyo

  1. guillegalo dice:

    De imperfecciones y de errores surgen los grandes impulsos del aprendizaje creativo. Buena experiencia la de Charly. ,

    Me gusta

Responder a guillegalo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s