CR. ¡Maravilloso! Ifigenia Quintanilla Jiménez

Una de las cosas maravillosas de la Arqueología es el momento en que se ven los trazos, los detalles, la sensibilidad de quien decoró y grabó en la cerámica su paso por este mundo. Aunque son importantes los procesos y la generalidad explicativa de la Historia, siempre es bueno reconocer las manos, el trabajo, el conocimiento y el ser individual y colectivo plasmado en cada objeto o resto que estudiamos. Tocar lo hecho por otros en tiempos distantes es en sí algo también maravilloso.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s