CR. Feriado religioso. Sergio Erick Ardón Ramírez

Hoy 2 de agosto en Costa Rica es feriado. Y es día de asueto porque se celebra la aparición de la Virgen de Los Ángeles. Hecho ocurrido en tiempos coloniales.
Una muy humilde mujer, vecina de la Puebla de los Pardos, una especie de caserío donde vivían aquellos que no fueran blancos, gentes marginadas y segregadas, que servían de diversas formas a sus amos o empleadores criollos o peninsulares.
Juana Pereira era esa mujer analfabeta, que encontró una imagen labrada en piedra.
Las autoridades eclesiásticas de la colonia declararon a la imagen encontrada como una aparición de la Virgen María. De ahí a declararla Patrona de la provincia fue cosa de rápidas decisiones.
Así los costarricenses tendrían su patrona, que para ser mejor aceptada era de color moreno, como la mayoría de los habitantes de estos confines. Después para realzar su figura la vistieron con oro y piedras preciosas.
Situaciones similares se dieron en otras provincias del imperio colonial. Similares en el tiempo y también en las formas y en los actores, siempre gente muy humilde e iletrada.
Esto ha hecho suponer que se trató de apariciones planificadas e inducidas, como forma de afirmar la prevalencia del catolicismo, siendo la religión uno de los ejes , seguro que el principal, para lograr el control sobre los pueblos de la América colonial.
De entonces a acá, mucho ha sucedido.
Las provincias se convirtieron en naciones independientes. Casi sin excepción, cada una por lo menos con una virgen patrona propia.
La nuestra es la Virgen de los Ángeles ,”La Negrita”. La de México es la Virgen de Guadalupe, la de Nicaragua, la Virgen de Cuapa, la de Argentina, la Virgen de Luján , la de Colombia es la Virgen de Chiquinquirá, aunque también está la Virgen de Antioquia. En Cuba, La Virgen de la Caridad del Cobre.
Así, si recorremos la geografía de la América que fue española , encontraremos vírgenes patronas en todos los países.
Que estas vírgenes aparecidas sean de culto nacional, que haya devoción por ellas es innegable, incluso que sus imágenes se hayan convertido en parte de la identidad unificadora de los pueblos tampoco se puede negar. Son realidades que hay que respetar. Porque haya sido su aparición, resultado de una acción de las autoridades religiosas coloniales, como las investigaciones lo demuestran, o haya sido obra de milagros, como la mayor parte de la gente prefiere creer, lo cierto es que las Patronas Nacionales son ya parte de la identidad de nuestros pueblos.
Escribo estas letras sin el menor afán de negar o contrariar la fe que muchísima gente tiene en las vírgenes, sobre todo en “La Negrita”, que es la nuestra.
Lo hago porque, pienso que no está bien que todos tengamos que someternos a una especie de auto censura, porque algunos se puedan molestar.
Apreciamos la libertad y la sinceridad. Hagámoslas valer.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s