CR. Pasmoso. Sergio Erick Ardón Ramírez

No deja de sorprenderme la virulencia con que algunos ex-comunistas, atacan a los comunistas que se mantienen firmes en sus ideales. Son de sobra conocidos los escritos del cubano Montaner y del costarricense Darenblum, que gozan siempre de amplia divulgación en La Nación. Pues ninguno de ellos, ambos rabiosamente anti-comunistas, son tan hirientes y descalificantes de todo lo que huela, no solo a comunismo, sino a izquierda.Pareciera que hay una permanente y apurada búsqueda de perdones o exorcismos. Se pierde la compostura y hasta la elegancia, para no hablar del respeto que se debe a ex-compañeros de causa, con quienes se compartieron ideales y acciones por años.

De críticos “oportunos”, y partimos de que la crítica es necesaria para enmendar errores y excesos, se deslizan sin recato ni pudor por la cuesta enjabonada, del rencor y del oportunismo. Que los voceros de los muy ricos, sean gente a sueldo, que viven de la defensa a ultranza de las granjerías y los privilegios de quienes les pagan , se entiende, siempre ha habido mercenarios de la pluma.Pero estos “militantes” otrora creyentes y sectarios, que ahora han visto la luz, más semejan religiosos desencantados de lo que fue para ellos, no un compromiso serio y pensado, sino un refugio de frustraciones y complejos. La verdad es que no deja de sorprenderme y entristecerme tanta falta de calidad.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s