CR. “No puede decir”. Jorge Enrique Trejos Valverde

Está dicho, entendido y anotado.

Hace muchos años, yo estaba sentado en un poyito del Parque Nacional , al costado norte de Asamblea Legislativa, en compañía de la escritora mexicana Lilia Martínez, de Potocí, México. Conversábamos de temas literarios latinoamericanos.
Lilia se albergaba en el apartamento que algunos compañeros del Grupo Sin Nombre teníamos en Barrio Amón.
En ese momento un señor, solitario, se acercaba caminando tranquilamente entre los adoquines del parque, como dirigiéndose hacia el Calderón Guardia. Vestía una camisa blanca. Serían las tres de la tarde Le dije a Lilia: “Ese señor es el presidente de Costa Rica.”
“No puede ser”, contestó la mexicana. “¿Y los guardaespaldas”? “Estás mintiendo, poeta.”
Entonces llamé al señor : “Don Daniel, esta amiga no cree que usted es el presidente de Costa Rica.”
Don Daniel Oduber Quirós saludó a Lilia Martínez. Y conversaron un rato sentados en el poyito del Parque Nacional, sin vigilancia molesta. La escritora quedó aturdida ante tan inusitada presencia.

Hoy nuestro presidente cierra calles y avenidas para almorzar con su “primera dama”. Y se desplaza refugiado en un batallón de infantería, ignorando cínicamente el clamor del pueblo.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s