CR. Ahora sí la volaron. Pablo Barahona Kruger

Que en este país el derecho a la protesta venía siendo proscrito, ya no era nada oculto a la vista y paciencia de la ciudadanía mínimamente activa e informada.

Pero de ahí a criminalizar y de manera extensiva interpretar las normas penales, en abierta violación de la Constitución Política y los más elementales derechos humanos, si que hay un trecho. Y peligrosísimo.

Calificar un lanzamiento de huevos contra la fachada de un par de políticos tradicionales -y de salida-, como “atentado”, es, básicamente, y ahí sí, un atentado, pero contra la democracia.

Que es lo que sigue?

Cuidado con ese manual en que los políticos se victimizan frente al pueblo, cuando la evidencia manda lo contrario.

Ojo con estas derivas autoritarias en que los ciudadanos ya ni siquiera pueden protestar creativa y firmemente.

Tal parece que la epidermis política es de cocodrilo para corromperse y de mariposa para soportar la crítica severa y la protesta firme.

Dios libre estos politícos (acento intensionado) confrontando la valiente y no pocas veces desabrida protesta francesa, española, alemana o incluso estadounidense.

Qué sigue aquí?

Y ojo que vamos para un proceso electoral y el cierre de la administración más corrupta y coludida con la oposición de la que Costa Rica en 200 años tenga memoria.

Hoy es ese incautó. Pero: mañana?

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s