EE.UU.-CUBA. Para saber (y talvez, solo tal vez, entender). Sergio Erick Ardón Ramírez

LESTER MALLORY fue Vice-Secretario de Estado asistente para los asuntos interamericanos en el gobierno de Eisenhower.
De su iniciativa es que surgió la política que propició el actual bloqueo económico, comercial y financiero que sufre Cuba.
Su recomendación, que ha sido la base teórica de esa política esta contenida en el párrafo que a continuación reproduzco textualmente:
“EL ÚNICO MODO PREVISIBLE DE RESTARLE APOYO INTERNO (se refiere a Fidel Castro y a la Revolución )es mediante el desencanto y la insatisfacción que surjan del malestar económico y las dificultades materiales….hay que emplear todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba….una línea de acción que, siendo lo más habilidosa y discreta posible, logre los mayores avances en la privación a Cuba de dinero y suministros para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.
En eso han estado por espacio de 60 años, las 11 administraciones que siguieron a Eisenhower.
Conforme el tiempo ha pasado esa política propuesta por Mallory se ha ido afinando y recrudeciendo.
Obama la denunció y reconoció que había fracasado y solo provocaba penurias al pueblo cubano.
Pero Trump la retomó, y la acentuó, y Biden que en su programa electoral dijo que la revisaría, para ganar el voto progresista, no solo no lo ha hecho, sino que, de la actuado por Trump no ha renunciado a una coma.
Y también, como sus antecesores, excepción hecho de Obama, que alivió algunas cosas, ha ignorado las repetidas veces, van 28, en que de manera abrumadoramente mayoritaria, las naciones del mundo, en las Naciones Unidas, le han pedido renunciar a la política de agresión , ilegal y de alcances extraterritoriales que es el Bloqueo. La última vez por 184 a 2, con 3 abstenciones.
Se puede simpatizar o no con la Revolución cubana. Se puede pensar, sobre esa notoria e inédita experiencia, lo que cada cual tenga a bien.
Pero lo que no se puede , SI SE ES HONESTO, es ignorar que el bloqueo fue concebido para destruir la Revolución en Cuba, para recuperar el control que de la isla habían tenido.
Y que para ese propósito se recurriría a todos los métodos por inescrupulosos que fueran y sin importar el daño que causaran al pueblo cubano.
La pandemia llegó en ayuda de esos propósitos, limitando el turismo, fuente principal de divisas, acrecentando los problemas acumulados, en momentos en que en Cuba se impulsaban cambios sustanciales en el aparato comercial y productivo.
No se puede ocultar, de nuevo, SI SE ES HONESTO, que lo acontecido el domingo pasado en algunas ciudades cubanas, es inspirado y responde a los propósitos finales que proponía Mallory.
El derrocamiento de la Revolución por asfixia económica y el regreso triunfal del imperio como amo y señor de la isla , que desde siempre ha sido el fruto más apetecido.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s