CR. Proponen meterle mano a las pensiones de IVM. Manuel Delgado

Uno de los temas más sensibles de la revolución neoliberal es la eliminación total o parcial de las pensiones y el paso de una parte de ellas al sector privado. Aquí se le dio un buen empujón a ese proceso de neoliberalización con la creación de las pensiones complementarias con dineros que hubieran podido ir a la CCSS-IVM con mucho mejores réditos para los asegurados. Otro muy importante es la reducción de las pensiones de la clase media, en particular los del magisterio y la Corte.

Ahora se propone meterle mano a las pensiones de IVM al que han venido estrujando desde hace años. Las reformas, en esencia, se encaminan en tres direcciones:

a.- elevar la edad de retiro
b.- reducir los beneficios de los pensionados
c.- aumentar las obligaciones, es decir, las cuotas de los trabajadores.

La edad de retiro se enmascara tras el argumento de la longevidad. El asunto es que las personas deberían vivir más no para trabajar más, sino para tener, al final de su vida, mayor tiempo para sí y para los suyos. Elevar la edad de retiro es utilizar la ciencia y sus avances en salud y calidad de vida, para obligar a los seres humanos a trabajar más años de su vida, cuando en realidad esas mejoras científicas deberían emplearse para liberar al ser humano de mayores jornadas de trabajo. Además, ese aumento de la edad comete un crimen contra la mujer, que pierde su privilegio de pensionarse antes, como ya se hizo, con gran indiferencia de la sociedad, en las pensiones de la Corte y como se propone ahora para las del IVM.

Uno de los rasgos más criminales de esta primera política es la reducción o eliminación de las pensiones adelantadas, sobre todo porque esa reducción afecta a los trabajadores de origen más humilde, que son los que comienzan a trabajar más jóvenes y que, por tanto, con poca edad acumulan grandes cantidades de cuotas aportadas.

La reducción de beneficios es el segundo flagelo de esta política. Ella se pretende mediante la reducción del porcentaje que la pensión representa respecto al salario de referencia. Y también mediante la elevación del número de cuotas necesarias para retirarse: hasta hoy, el trabajador se retira con 30 años laborados; ahora se pretende elevar ese tiempo de contribución a casi 40 años. Me extraña muchísimo que este nuevo golpe a la clase trabajadoras sea recogida en la contrapropuesta presentada por la ANEP.

Esa contrapuesta también recoge una recomendación para que el salario de referencia pase a considerar no 240 salarios, como ahora, sino 300. Todos sabemos que esa medida va a reducir ese salario de referencia y por tanto el monto de la pensión. Ese es otro mecanismo para reducirles las pensiones a los trabajadores.

El tercer mecanismo que propone la derecha es sencillamente bajar el porcentaje del salario de referencia para calcular el monto de la pensión, es decir, que nos paguen el 65% sino el 50% o menos.

Hay que repetir que las pensiones del IVM en más de la mitad de los casos rondan los límites de la pobreza: apenas sobrepasan los 300.000 colones.

La reducción o eliminación de las pensiones es un fantasma que recorre el mundo. No somos originales en esto. Pero eso no le quita su carácter de aberración de la política neoliberal. Cuando hay más recursos en el mundo, cuando crece la productividad y la capacidad tecnológica, las pensiones deberían mejorarse y no empeorarse.

El trabajador lucha por elevar su salario. Como es se paga mensualmente, nos cuesta mucho pensar en términos de años o décadas de salario. La pensión es una forma de remuneración que se obtiene una vez en la vida, aunque se recibe en partes alícuotas mensuales. Es el salario global. Ese salario no debe bajar, sino que debe subir.

Los trabajadores deben levantar una propuesta de pensiones que recoja esas tres reivindicaciones básicas: no al aumento de edad de retiro; no al aumento de las obligaciones, es decir, montos y números de cotizaciones; no a la rebaja del monto de las pensiones.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s