CR. 1709-1710, con Presberi, Comesala y sus guerreros la cosa no era jugando.

Cartago en la historia

311 años de la muerte del líder indígena Pablo Presbere.

Un día como hoy 4 de julio, pero del año 1710, murió en Cartago el líder indígena Pablo Presbere, Defensor de los Pueblos Autóctonos.

Cuenta la historia que en Talamanca, permanecía una nutrida comunidad de indígenas de diversas etnias. Santiago de Talamanca fue fundada en 1605 por el conquistador Diego de Sojo y Peñaranda. Recibió ese nombre en recuerdo de su tierra natal, la villa de Talamanca cerca de Madrid.

En Talamanca, la oposición a la colonización española obstaculizó todo intento permanente de establecer iglesias. Desde la perspectiva indígena los conceptos militar y espiritual eran indistinguibles.

La solución para “pacificar” Talamanca, recomendada por los padres franciscanos, fue el despoblamiento, es decir, el traslado forzoso de los aborígenes hacia las zonas dominadas por los conquistadores.

El gobernador Lorenzo Antonio de Granda y Balbín decidió emprender acciones más amplias de despoblamiento en 1699, pero chocó contra el Cacique de Suinsi Pabru Presbri, que pasó a la historia con su nombre castellanizado de Pablo Presbere.

En 1709, Presbere interceptó una carta de los frailes en la que se daba la orden de “[sacar] a la provincia de Boruca los [indios] que estuvieren cercanos a ella, y a Chirripó y Teotique los que pudieren salir por la misma razón [porque] sus tierras [son] malas para administrarlos….

El resultado fue el estallido de una insurrección que marca uno de los capítulos más sanguinarios tanto por parte de los nativos como de los conquistadores, dirigida por los líderes indígenas Presbere y Comesala con lo que se puso freno a la expansión hispánica en este territorio.

Presbere, al mando de un grupo de guerreros indígenas, dio muerte a fray Pablo de Rebudilla y dos soldados que se encontraban en San Bartolomé de Urinama. Luego, el jefe Comesala, al mando de otro grupo, se dirigió hacia Chirripó, dándole muerte a fray Antonio de Zamora, a dos soldados, la mujer y el hijo de uno de ellos.

El 28 de setiembre, 4000 indígenas atacaron San Juan donde se encontraba fray Antonio de Andrade. Cinco soldados murieron, huyendo el resto a Cartago. Después, dieron fuego a catorce iglesias.

Las represalias españolas fueron enormes y en una emboscada, el líder indígena fue capturado. Él junto con otros dirigentes y 700 indígenas fueron llevados prisioneros a Cartago. De ellos solo 500 llegaron vivos. El Useköl Pedro Comesala y otros indígenas lograron escapar, escondiéndose en las montañas.

Tal como había prometido el gobernador, los indígenas que llegaron a Cartago fueron repartidos entre los expedicionarios, a fin de que los empleasen para su servicio personal.

Según testimonio del gobernador Haya Fernández, nueve años más tarde, de los 500 indígenas que habían llegado a Cartago, quedaban solo 200. Con respecto al cacique Presbere y los demás líderes fueron todos encarcelados en el convento de La Soledad en espera de ser enjuiciados.

Finalmente, Presbere fue condenado a ser exhibido por toda la ciudad en la que se pregonaría su delito, luego arcabuceado y finalmente decapitado, para exhibir su cabeza en un mástil. La sentencia se cumplió el 4 de julio de 1710, en la ciudad de Cartago.

Pablo Presbere no forma parte del conjunto de héroes nacionales. No obstante, la Asamblea Legislativa de Costa Rica lo declaró Defensor de los Pueblos Autóctonos y levantó un busto de él en sus jardines.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s