CR. ¡Qué mal Patricia Mora! Manuel Sandoval Coto

¡QUÉ MAL CUANDO PATRICIA MORA DEFIENDE LA HONESTIDAD DE EMILIA NAVAS!

La exministra Patricia Mora salió a la prensa a solidarizarse con Emilia Navas y denunciar que su jubilación-renuncia es parte de “una agresión política” contra la mujer.

En estos días han habido manifestaciones de mujeres del pueblo para exigir que el Alcalde de Alajuelita no les destruya los ranchos donde viven en asentamientos en precario, y a Patricia Mora no se le ocurre acercarse a dar solidaridad ni tampoco hacer campaña en los medios en defensa de estas mujeres trabajadoras y jefas de hogar. El feminismo de Patricia Mora es como el de las mujeres de la burguesía: borra las diferencias de clase” para hablar de una opresión patriarcal en abstracto, y poder identificarse con Emilia Navas. Es claro que Patricia Mora, después de su paso por el gobierno, está más cerca de ese mundo del Cariari, Guachipelín y Momentum que del de las mujeres de La Marocha y Monte Alto.

Patricia Mora dice que: “La señora Navas deja un vacío y el país pierde a una funcionaria honorable y absolutamente respetable de nuestro Estado de Derecho, hoy en riesgo de seguir debilitándose”.

La señora Navas tiene todo el derecho del mundo a acostarse con quien quiera y ser la pareja de quien le venga en gana, eso es incuestionable. NO ES HONESTO, sin embargo, ocupar un cargo público de la importancia de la Fiscalía, cuando el marido viene defendiendo connotados delicuentes de la mafia financiero-empresarial que se está apoderando del país. ¡Qué mal que Patricia Mora la defienda a capa y espada!

Asumiendo que a diferencia del marido la señora Navas no participa directamente en este entramado, a Patricia Mora no se le puede escapar, sin embargo, que socialmente la pareja puede tener mil relaciones con la mafia financiera y empresarial del país (en los spa, las boutiques, los clubes, las cenas y las fiestas a las que asisten, los lazos familiares que se van anudando con las amistades … ) que inevitablemente tienen que influenciar a la Fiscala. Habla muy mal de Patricia Mora que no lo tenga presente, que deje de lado la condición burguesa de Emilia Navas y sólo vea en ella una mujer sin tacha y … ¡oprimida!

Patricia Mora parece no darse cuenta de las implicaciones de lo que dice. Según ella, Navas es una mujer tan capaz y valiosa para el país que el que tenía que renunciar, si no hubiera opresión patriarcal de por medio, era el marido. Lo que habría que concluir entonces de las palabras de Patricia Mora, es que la Navas se deja manipular, que el marido la domina. No nos reclame el lector si nos deslizamos a un terreno personal que habría que evitar. Sólo estamos tratando de seguir la lógica de las posiciones de Patricia Mora.

  • Porque hay más. Patricia Mora considera que el cuestionamiento a la Navas es una agresión política a la mujer. Medio país desconfía de la señora Navas con justa razón y Patricia Mora lo ve como una manifestación de machismo y opresión patriarcal. ¿Estará aprovechando la situación para curarse en salud y al igual que lo hacen muchas feministas burguesas, denunciar como machismo después cualquier crítica que se le haga por su paso por el gobierno del PAC?

No conozco ninguna posición oficial del Frente Amplio. No sé si se van a distanciar de esta posición vergonzosa de Patricia Mora defendiendo “la honestidad” de Emilia Navas. Me parece, en todo caso, que el asunto es más grave de lo que parece.

El proyecto 22 179, que abre el fondo de pensiones de los educadores (RCC) a inversiones en Wall Street, el mercado financiero nacional y proyectos de obra pública con empresarios como Cerdas y la pareja Solís, está listo para ser aprobado en el plenario legislativo. Hemos denunciado que Sofía Guillén jugó un papel clave en las organizaciones magisteriales, desarmando la oposición de algunos sectores de la APSE al plantear que las inversiones fueran en tractos progresivos para reducir “el riesgo”. La única garantía que da el proyecto de que los fondos de los educadores no se van a esfumar en inversiones financieras o estafas es la SUGEF; una institución que protege a la mafia financiera del país, como se vio en el caso de ALDESA.

Saco la conclusión, del comportamiento político de Sofía Guillén y Patricia Mora, de que la cúpula del Frente Amplio no tiene la voluntad política de confrontar la mafia financiero-empresarial que se está apoderando del país. Si fuera diferente, ya el Frente Amplio abría convocado a las calles. En ausencia de presión popular ya tenemos otra muestra de lo que es la justicia burguesa: PARA LOS CRIMINALES MÁS PELIGROSOS DEL PAÍS, NO HAY PRISIÓN PREVENTIVA. Sólo fianzas insignificantes con relación a lo que han robado.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s