CR. Regalo. Sergio Erick Ardón Ramírez

JUNIO ES EL MES DE LA FLORECENCIA DE LOS MALINCHES. Aquí tenemos dos, que nunca sembramos. Los pájaros seguramente fueron los que depositaron sus semillas.
Son árboles ya adultos de tamaño gigantesco, cálculo en unos treinta metros la altura que han alcanzado sus copas.
A la belleza que son esas ramas florecidas, se suma el colorido de la alfombra que conforman al caer.
Lo comparto para que lo disfrutemos todos.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s