CR. El miedo (en la política). Sergio Erick Ardón Ramírez

el

)Si hay un instrumento poderoso para manipular y engañar a la gente, y así resguardar los privilegios y aferrarse al poder político, ese es el miedo. Miedo que es alimentado principalmente por la ignorancia. Porque cuando poco se conoce de lo que nos cuentan, más les creemos. Son muchos años y muchos medios, casi todos, los que han sido usados por sus dueños para llenar de miedo a la gente.Esto es aquí así, y así es en casi todas partes. Como el miedo confunde y angustia, paraliza. Y paralizados es como mejor se nos usa. Lo que se nos dice machaconamente, una, otra, y otra vez, como el espíritu crítico no ha sido enseñado, lleva a convertirnos en repetidores de infundios y a ser promotores del miedo. Cuando las cosas andan mal y las platas no alcanzan. Cuando el desamparo crece y crece la desesperanza. Cuando las preguntas surgen y las inquietudes se acrecientan, se nos busca apaciguar, infundiéndonos miedo. Es ese miedo el que explica que el de abajo, el maltratado, termine apoyando al de arriba, así sea un maltratador. Se le dice que si no lo hace las cosas serán mucho peor.

Y ahí vienen los fantasmas y los espantajos. Para eso se usan estereotipos y prejuicios sembrados con toda diligencia por años. A todo aquel que se rebela y se sacude y que levanta la voz , se le acusa de comunista, de ateo, de mal hijo, mal padre, mal marido, mal ciudadano y hasta de terrorista. De alguien al que hay que tenerle miedo. Una especie de paria social. Contra todo esto se lucha en desventaja total, pero se lucha, y ya vemos que hay momentos y circunstancias en que se logra que la gente venza el miedo, y se plante, y rompa el cerco de la desinformación, ubique sus verdaderos intereses y asuma su papel protagónico. Eso es lo que viene pasando en Perú, y en Chile, y ha pasado en otras partes, y más temprano que tarde aquí también pasará. Cuando aprendamos a vencer el miedo y seamos entonces más libres, otro gallo cantará. Podremos entonces hacer realidad esa sociedad que todos queremos, de justicia y armonía, solidaria y fraterna, sin unos pocos arriba y otros muchos abajo. Una sociedad de hermanos que pueda trabajar y vivir en paz, que no sea copia de ninguna, que tenga raíces y esencias costarricenses.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s