CR. No quiero ser como Celso. Ifigenia Quintanilla Jiménez

el

He estado trabajando todo el día y estoy cansada. Cuesta mucho salir adelante en esta vida. Mientras hago un descanso, pienso en Celso Gamboa. No es amigo ni nada y solo sé de él por las noticias. ¿Verdad que es trágico que alguien termine haciendo las cosas que él hace? Que mal vender el alma al narco y a la corrupción! ¡Que mal desperdiciar sus estudios, el amor de sus padres, de su familia y de un país que lo trató de manera privilegiada! En un país tan lleno de Celsos, tan sucio y oscuro, vale la pena reflexionar sobre lo que queremos ser y lo que no queremos llegar a ser. Sería bueno decir: no quiero ser como Celso. No queremos que nuestros hijos ni amigos sean como él, ni lo que él representa. Mejor el cansancio digno, el poder mirarse al espejo.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s