CR. Un día como hoy. Nidia Rivera González

el

UN DÍA COMO HOY

Un día de setiembre,
nací dormida desde un bello
vientre.
Me arrulló una madre bendita
y me cuidó un padre honrado.
¡Un día como hoy!
Jugué rayuela en el verano,
acaricié a mi perro y sentí
que nada faltaba,
que todo era infinito.
¡Un día como hoy!
Mire a la luna
sentí la brisa sin prisa
y fui feliz.
¡Un día como hoy ¡
Entré a la iglesia
y me confundí con la
culpa y la mentira,
me crispó la indiferencia
del cura gordo
y con deseos.
¡Un día como hoy!… Ah,
como lo he vivido.
¡Un día como hoy
Amé y también sentí amor.
Un día como hoy
tomé un café
y escribí un poema.
Salí a la calle a ver
el día, a ver pobreza
y cobardía.
A ver la tarde de un ocaso.
A ver estrellas y esperanzas
y abrazarlas una a una…
N.R.G.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s