CR. De ser el centro de la fiesta pasas a ser la burla de fiesta. Saraí Guerra

Sinceramente nunca me había cuestionado lo desagradable y maltratante que es que te empujen la cara al pastel en tu cumpleaños. La gente a la que invitas a celebrar contigo haber cumplido un año mas, te empuja y gritan o aplauden cuando estas embarrado. La gente que más te aprecia normalmente es la más cercana a ti. ¿A quién se le ocurrió que sería divertido ver al niño que cumple años y que todos queremos hacer sentir especial con pastel en la cara, nariz, ojos, ropa?Haz pensado que lastima el betún en la naríz y arde cuando entra a los ojos.Tambien que este evento afecta la percepción de la diversión a costa de la vergüenza del otro.Pensemos en los niños, ¿cómo comprenden esta experiencia?Vamos enseñando y aprendiendo que no debemos confiar en la gente cercana, aún cuando tú eres el centro del festejo Y por ende la razón que los convoca a todos. Nunca mas pediré, aceptaré, o promoveré mordida al pastel. Mucho menos en un niño pequeño. Cuestionemos nuestras tradiciones. Y miremos el maltrato. De ser el centro de la fiesta pasas a ser la burla de fiesta.

*Texto y foto de Psicóloga Saraí Guerra

*Psicopedagogía del bienestar

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s