CR. Personajes de campanilla. Oscar Madrigal

el

Reclama desconsoladamente el diputado Carlos Ricardo Benavides porque le echaron la aplanadora en al asamblea nacional del PLN. Está muy dolido de que apliquen la calculadora antes que el corazón, dice el pobrecillo. Él que ha sido el artífice de las aplanadoras legislativas contra las garantías sociales y los derechos de los trabajadores en la Asamblea Legislativa, el que calculadora en mano, como jefe de todas las fracciones legislativas, ha impuesto manu militari la mayor regresión social de las últimas décadas, derrama lágrimas porque le aplicaron el método del cual es maestro. A mi me causa risa, porque para él las razones no han importado nunca, porque los derechos se han mutilado, por las mayorías que ha urdido Benavides. Le aplicaron su misma medicina, a Benavides que se ha caracterizado como diputado por ser de un talante antidemocrático. Ayer también reclama muy afligido, casi al borde de la locura, don Rubén Herández porque la democracia se está perdiendo en El Salvador, Nicaragua o Venezuela. Su preocupación lo pone al borde de la histeria porque, nos dice, se está violentando la división de poderes y mancillando al poder judicial. Don Rubén, el que planificó que la Constitución valiera casi nada cuando facilitó su reforma para atender los requerimientos de Oscar Arias para permitir su relección y que ahora con el proyecto de Empleo Público no ha tenido el menor rubor para defenderlo a sabiendas que atenta con el poder judicial y la autonomía universitaria, derechos democráticos esenciales de un régimen que se precie de democrático. ¿Pero es el mismo Rubén? En el país promueve que se salte la división de poderes pero la reclama para los países externos, so peligro de que se pierda la democracia. ¿No debería estar más preocupado porque en CR estamos socavando el régimen democrático?Dos noticias, dos ejemplos de personajes que señalan que la política nacional es tan inconsecuente que se asemeja a una comedia. En el fondo los personajes han perdido todo respeto, hasta de ellos mismos.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s