ESPAÑA. Referente. Sergio Erick Ardón Ramírez

el

PABLO IGLESIAS , el fogoso profesor de Ciencias Políticas que le dio vuelta y enriqueció la política española, y que lideró un atrevido proyecto innovador y contestatario, acabando con el bipartidismo cansón en que languidecía esa política, se retira de la primera línea de la lucha.
Su apuesta estaba hecha. Renunció al cargo de vice-presidente del gobierno español, y se lanzó a evitar que la derecha mantuviera el gobierno de la capital española. Fracasó.
Aunque su partido, Unidas Podemos, mejoró su votación y aumentó el número de escaños en el parlamento de la comunidad de Madrid, lejos quedó de evitar que esa derecha, cada vez más radical, no solo mantuviera el poder sino que aumentara su votación y su control.
Al explicar su retiro, aduce Iglesias, que el haberse convertido en el blanco principal- hasta amenazas de muerte recibió- su figura dejó de ser útil, y más bien se convertía en lastre para la acción política de su partido, sometido a una permanente campaña de difamación y acoso por parte de la mayoría de los medios de prensa, controlados por quienes han visto en Iglesias y su fuerza política el enemigo más peligroso.
Con su retiro pierde la izquierda española, innovadora y contestataria, su principal referente. Todos aquellos para quienes su verbo encendido y certero fue también un referente, perdemos. Pablo Iglesias había convertido su andadura política y sus discursos y acciones en fuente permanente de enseñanzas.
Se podría pensar que al anunciar su retiro Iglesias tira la toalla, al encontrarse como el blanco de preferencia del extremismo fascista, que en España viene ganando espacios. Que esa retirada es una claudicación. No me atrevo a verlo así.
Sin embargo, no dejo tampoco de tener presente a otros dirigentes de la izquierda que en otros países han sabido soportar los fracasos y perseverar, sumando y sumando hasta alcanzar la victoria. Salvador Allende en Chile fue candidato cuatro veces, no se amilanó con los fracasos y a la cuarta triunfó. Lula Da Silva en Brasil, cuatro veces optó a la presidencia, fracasando, y a la quinta venció. Fidel Castro fracasó aparentemente en su acción del Moncada, pero regresó y supo obtener la victoria. Hugo Chávez no tuvo éxito en su intento de derrocar al gobierno, y al rendir las armas dijo ” por ahora no hemos podido”, restañó sus heridas, aprendió de sus errores y Caracas lo vio victorioso.
Las circunstancias no son las mismas , las realidades son otras, pero no puede dejarse de pensar que la perseverancia , si se quiere la tozudez, que nace de las condiciones personales y de la hondura del compromiso, juegan su papel estelar en la historia.
No se puede pedir a todos esas condiciones ni esos compromisos, incluso, no se puede afirmar que lo hecho por Iglesias no sea lo que corresponde en las realidades de la España de hoy.
No soy quien para dudar de su entereza y su comprensión del medio en que le toca moverse. Tampoco para negar la importancia que pueda tener pare él y para su compañera Irene Montero, actual Ministra de Igualdad, poner a salvo a su familia íntima, expuesta a alguna salvajada de los extremistas. Recordemos que su casa lleva un año de ser asediada por bárbaros con tarros, banderas y cartelones. Sabemos que su abuelo fue fusilado ,que su padre sufrió cárcel.

En cualquier caso, el repliegue , con sabor a retiro, de Pablo Iglesias duele. Perdemos un extraordinario referente.
Ojalá las circunstancias y las necesidades le permitan volver.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s