EL SALVADOR. Los tres errores conceptuales de quienes defienden a Bukele. Jaime Ordóñez

el

Lo de El Salvador fue un grave golpe de Estado técnico. Se arrasó el principio de división de poderes. El nuevo parlamento destituyó —violando la propia Constitución Política salvadoreña, artículo 131, inciso 19) y 186 y conexos– a la Sala Constitucional del Poder Judicial. No se siguieron los plazos ni las causales. Pocos minutos después, Bukele (presidente del Ejecutivo), con un simple twetter y recordando a otro presidente de infausta memoria, quien pretendía gobernar con redes sociales, salió diciendo: “Despedidos! Se van!”. Mas burdo, imposible. Bukele se desnudó como un autócrata.

Sé que Bukele tiene muchos fans en Centroamérica y América Latina. Quienes lo defienden han usado 3 argumentos totalmente equivocados:

1.- BUKELE GANO CON EL 80% LA ULTIMA ELECCION LEGISLATIVA Y SOMOS LA MAYORÍA!. Es un argumento erróneo. Hay un falacia aristotélica de falsa relación y/o falsa consecuencia. El ganar una elección y generar una mayoría legislativa no implica que esa mayoría pueda violar la ley ni la Constitución del país, ni pueda hacer cualquier cosa. El voto de mayoría no extrapola que el nuevo cuerpo legislativo pueda trasgreder la ley, ni crea una “legitimacion in totum” para cualquier acto futuro. En una democracia toda mayoría es coyuntural, y tiene que respetar el Estado de Derecho.

Esas argumentación “de por sí somos la mayoría, y podemos hacer lo que nos dé la gana”, recuerda las arengas de Mussolini en la Piazza de la República cuando se crea el argumento de la “dictadura de la mayoría” a fines de los años 20, también usado en Alemania en 1933 en la República de Weimar por el tipo de bigotito que ganó el poder, todo denunciado por H. Arendt en su día. –

2.- EL PARLAMENTO REPRESENTA LA SOBERANIA POPULAR (ES EL PRIMER PODER) y PODIA HACERLO.- No es cierto tampoco. Un parlamento está sujeto a la Constitución Política y al estado de derecho. Sus actos y resoluciones pueden ser inconstitucionales. Como se dijo arriba, se violaron los artículos131, inciso 19) y 186 y conexos de la Constitución.

3.- ES UN PROBLEMA DEL PUEBLO SALVADOREÑO Y OPERA EL PRINICIPIO “DE LIBRE AUTODETERMINACION DE LOS PUEBLOS”.

Este tesis está absolutamente superada por el derecho internacional de los derechos humanos en la últimas décadas. Ningún gobierno puede hoy día reclamar autonomía e insularidad para violar el Estado de Derecho. La lucha contra el appartheid en Sudáfrica con Mandela, o contra las violaciones de DDHH en Chile, Argentina, Bolivia, etc en los años 80, o en la Venezuela y Nicaragua actual (tanto de gobiernos de derecha como de izquierda), cambiaron ese paradigma y hoy son de interés legítimo de toda la comunidad internacional y de cualquier persona en el mundo.-

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s