CR. El covid-19, no es un chiste. So Guillén

La guardiana de mis dolencias viene a decirles que el COVID-19 no es un chiste. Que desde el costado de mí cama me ha visto pasarla mal los últimos días.

Esta enfermedad no es un juego. Ciertamente el primer día se me pareció a un fuerte resfrío y hasta lo confundí, pero después ya no se me pareció a nada. Los dolores son extraños y llegan a los huesos de la cadera y la espalda. Todos los días cambia. Prepararme un desayuno implica un agotamiento físico absurdo que desmaya. Un día estoy mareada y confundida, con ganas de vomitar. Otro duele el estómago o los pulmones. Y otro día hay fiebre. Es una ruleta.

Hasta hoy consigo sentirme un poco mejor, con mucho esfuerzo del cuerpo que no se rinde y de los lazos de apoyo que me cobijan.

La cosa es que, más allá del desagradable uso político que el Gobierno y la Asamblea Legislativa le han dado a la enfermedad, más allá de que la usen como ventana de oportunidad para aprobar sus añejas y egoístas agendas, el virus es real.

Por favor, cuídense.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s