Abuela, ¿cómo se enfrenta el dolor? Elena Bernabé

— ¡Con las manos, mi niña!
Si lo haces con la mente, el dolor en lugar de suavizarse, se endurece aún más…

— ¿Con las manos abuela?
— Sí…
¡Nuestras manos son las antenas de nuestra alma!
Si las haces mover…
Cosiendo!
Cocinando!
Pintando!
Tejiendo!
Tocando!
o
Hundiéndolas en la tierra!

Éstas envían señales de amor a la parte más profunda de ti…
Y tu alma se tranquiliza!
Porque le estás prestando atención…

Así ya no necesita enviarte dolor para hacerse notar.
Muéve tus manos mi niña! Empieza a crear con ellas!
y Todo dentro de ti se moverá…

El dolor no pasará!
Pero se convertirá en la mejor obra maestra…
Y ya no dolerá más!

Porque habrás logrado bordar su esencia…

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s