CR. Mi abuela y la montaña. Óscar Jiménez Fernández

el

Mi abuela partió de este mundo material mientras yo me encontraba en una de las selvas más profundas de este hermoso país. No había señal, ni donde cargar teléfonos. Me dolió muchísimo no poder estar cerca de mi familia en un momento tan complicado.

Sembré un árbol el mismo día que partió mi abuela, sin saber aún la noticia que estaba por recibir.

Lloré en el río Savegre, y crucé una caverna de 300mtrs para llegar a un enorme altar quarzo en el fondo del recorrido.

La compañía que tuve durante esta aventura me cuido y me ayudó a sanar todas las heridas.

Recibí muchos mensajes de cariño de personas que amo y tal vez no respondí. Solo quisiera agradecerles por estar en mi camino.

La montaña es y será por siempre mi espacio sagrado de amor, entendimiento y consuelo.

Agradezco.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s