CR. Este brutal “deporte”. Santiago Porras

el

La forma atroz en que es herido por un toro el padre de un muchacho al que trataba de salvar del ataque del animal y su posterior muerte, debería suscitar un debate nacional sobre la pertinencia de mantener este brutal “deporte”.

La presencia de ambos miembros de una sola familia sirve para ejemplificar el grado de arraigo que esa tradición tiene entre las personas sencillas, que la ven como una forma de demostrar su valentía y ganar reconocimiento.

Una sociedad que disfruta esta barbarie y la prohija con su presencia, debería ser movida a cambiar su indiferencia por una protección a los seres humanos, directa o indirectamente, afectados por las consecuencias de la montas de toros, sean montadores o sus familiares.

Otro capítulo, no menos importante, es el del maltrato animal de toros y caballos, que sufren severas lesiones y hasta mueren durante las corridas de toros; una actividad totalmente prescindible.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s