CR-CUBA. Seis años ya. Sergio Erick Ardón Ramírez

Si, no cabe duda.
Si El Quijote, de Miguel de Cervantes, es la obra cumbre de la lengua castellana, a su lado, por derecho propio, está el aporte cimero de América a esa lengua que también pasó a ser nuestra.
Está en la genialidad de Gabriel García Márquez, en sus Cien años de Soledad, el honor de ese aporte.
Hoy se cumplen 6 años de la siembra del colombiano de Macondo, que nos dejó un cúmulo de obras que recogen, con más habilidad y más autenticidad que cualquiera, esa realidad imposible, fruto muy nuestro, que se llama Realismo Mágico.
Y entonces, siendo mágico, lo que parece que no podría ser, es.
En el comedor principal del Hotel Riviera de La Habana, en una mesa redonda para seis personas, cenando están dos alajuelenses. Son pareja. Oscar Valverde y Xinia Quesada. Él es médico, muy querido en Alajuela, ella su esposa, linda mujer, tan querida como él.
Su presencia en la mayor de Las Antillas responde a una invitación que Valverde recibió por su condición de diputado. Forman parte de un numeroso grupo de visitantes invitados, cuando Cuba pujaba para no dejarse aislar.
La tranquilidad se interrumpe cuando por la puerta principal del comedor aparecen dos personas dialogando, y se levanta un murmullo. Uno es pequeño de estatura, viste guayabera blanca, tan blanca como su poblado bigote, el otro en cambio es alto y su vestimenta verde olivo es de militar, una barba no muy poblada lo caracteriza.
Buscan donde sentarse, y la mesa que más invita es la de Valverde y Quesada.
Hacía ella van, gentilmente piden permiso, que es concedido al instante, Valverde dice: “Adelante, como no”.
Por largos minutos y entre risas, los nuevos comensales, conversan animadamente. Los nuestros observan y callan.
Los azules ojos de Xinia merecen un discreto piropo del de la barba. El del bigote y la guayabera blanca, asiente. Ella agradece, Valverde consiente.
Me cuentan que fue tan grande la impresión que poco recuerdan de lo que se oía.
Fue así, como suceden las cosas en esta América del Realismo Mágico, que sucedió.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s