CR. “La ruta de los héroes”. Adriano Corrales Arias

18 de marzo

Llevamos 3 días de preparación, infantería, simulacros, y otras acciones de rigor. El tamborcillo del batallón se llama Juan Santamaría. Nos hemos hecho muy amigos aunque ya lo conocía desde Alajuela. “El Erizo”, como le decían en el cuartel, practicaba también el clarín y es buen nadador, algunas veces me bañé con él y otros granujas en los ríos que corren por la ciudad. Ayer por la tarde mientras ensayábamos cómo atar las bayonetas con correas de cuero crudo al rifle, me dijo: “maldito el partido político de Nicaragua que introdujo en ella a los filibusteros que ahora nos vemos en la necesidad de ir a despanzurrar como a chanchos de monte”.

Han enviado el batallón Guardia a El Pelón, parece que hay filibusteros en el llano del Coyol.

20 de marzo (jueves santo)

Hoy por la noche hemos recibido un Parte que traía un mensajero a caballo desde Santa Rosa, o de los llanos del Pijije. El enemigo completamente derrotado pero con pérdidas de soldados, de oficiales y de un jefe según comprendo.

21 de marzo (viernes santo)

El Parte escrito y detallado llegó hoy, lo traía a caballo un emisario del batallón Moracia, liberiano para más señas, de nombre Mainor González Calvo. El jefe muerto es el Capitán don José María Gutiérrez. Esta es la primera victoria alcanzada por las armas costarricenses en el punto llamado Santa Rosa. ¡Victoria! ¡Viva Costa Rica! ¡Viva don Juan Rafael Mora! ¡Mueran Walker y todos los filibusteros!


(De LA RUTA DE LOS HÉROES, novela de Adriano Corrales Arias, 2017).

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s