CR. No hay peor cuña que la del mismo palo. Marielos Aguilar

Pocas veces esta expresión popular ha tenido tanta vigencia en Costa Rica como en la actualidad. Si don Rodrigo Facio, don Isaac Felipe Azofeifa o don Abelardo Bonilla vivieran, no podrían creer que un joven graduado en la UCR, de clase media e hijo de un profesional que hizo una respetable carrera dentro del ICE, hoy se haya propuesto desmontar las conquistas institucionales que nos han permitido tener, desde el siglo XIX, un país más democrático, en el que la justicia social siempre ha sido el gran ideal por alcanzar. Este joven, CARLOS ALVARADO QUESADA, periodista y politólogo, hoy abraza con los suyos, el proyecto de fascistización de nuestro país impulsando la nueva LEY DE EMPLEO PÚBLICO.
Algunas veces he leído ciertas opiniones en el sentido de que el presidente Alvarado es víctima de la derecha empresarial articulada en Horizonte Positivo, que no tiene mayor espacio de maniobra, que lo utilizan las élites, que los que lo llevaron al poder lo han dejado solo, etc. Mi respuesta a esos criterios es un NO rotundo. Carlos Alvarado conoce lo suficiente de historia política y sabe el terreno que pisa. Es un hombre claramente ultra liberal, autoritario y con aspiraciones de corte fascista.
Pero lo que más frustración nos causa es ver a este joven graduado en la UCR, convertirse hoy, junto con una variopinta mayoría de diputados, en el mayor detractor de la autonomía universitaria. El proyecto de LEY DE EMPLEO PÚBLICO será la puerta grande de ingreso de las peores prácticas antidemocráticas y de irrespeto a la libertad de pensamiento, grandes amenazas para el desarrollo profesional e intelectual de las nuevas generaciones.
Una ASAMBLEA LEGISLATIVA, cuya característica más sobresaliente es su MEDIOCRIDAD (con las debidas excepciones) no tiene derecho a pisotear las conquistas de aquellos diputados que a lo largo del siglo XX fueron construyendo, poco a poco, el sólido andamiaje de nuestra institucionalidad. Esa falta de respeto por la herencia de insignes diputados como Jorge Volio, Ricardo Moreno Cañas, Manuel Mora, Carlos Luis Fallas, Luis Alberto Monge, Francisco Morales y tantos otros, lo pagaremos muy caro todos los costarricenses con el retroceso de un siglo de historia.
No sobraría recomendarles a ministros y legisladores de este gobierno, con aspiraciones fascistas como el presidente, repasar las oscuras páginas de la historia de la II Guerra Mundial. Esto para que constaten el saldo de muerte de millones de inocentes, la destrucción económica e infraestructural en los países europeos, el hambre y la miseria que recorrieron a ese continente de Oeste a Este y viceversa. Pero sobre todo, la crisis postraumática heredada en los países vencedores y vencidos, crisis que aún hoy aflora cada tanto en suelo europeo.
Es nuestra obligación ciudadana hablar en alto de estas amenazas y aceptar, de una vez por todas, que no somos LA SUIZA CENTROAMERICANA.

MARIELOS AGUILAR
Historiadora

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s