CR. “Oso”. Juan Félix Castro Soto

Hay destinos inevitables, Oso, nuestro perrito adoptado murió como pensamos que moriría, corría a ladrar a los vehículos, hoy alguien lo atropelló. Vivirá en nuestro recuerdo y será enterrado en un hermoso cementerio de seres queridos no humanos aquí en la finquita, junto a los árboles y las flores. Porque la vida después de la vida jamás puede ser un privilegio únicamente de la especie humana.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s