SUIZA. Alfonsina Storni 1892-1938.

Alfonsina Storni nació el 29 de mayo de 1892 en Sala Capriasca, una pequeña aldea en la región de Ticino, Suiza. Su nombre es la versión femenina del de su padre.

Alfonso Storni era un suizo-italiano que se había asentado en San Juan, le había ido bien con sus negocios y había podido viajar a su país natal. Es en uno de esos viajes que nace Alfonsina.

La crisis de 1890 y el sismo de 1895 perjudican los negocios familiares, de modo que en 1900 la familia decide migrar a la cada vez más populosa ciudad de Rosario.

Alfonsina vivirá allí hasta los 18 años, es allí donde empieza a escribir. Frente a la decadencia económica familiar, la literatura se presenta a ella como un refugio.

Su padre muere en 1906 y la situación económica de a familia empeora. Entre tanto, su madre Paulina decide reiniciar su actividad como actriz. Alfonsina sigue sus pasos y trabaja en la compañía de un comediante español.

Su madre vuelve a casarse y la familia se traslada a Bustinza; allí Alfonsina comenzará a estudiar en la recientemente inaugurada Escuela Normal de Maestros de Coronda. Para 1911 Storni ya trabaja como docente en Rosario y comienza a publicar sus primeros poemas en revistas y semanarios de literatura. Impactada por la agitada vida política de la ciudad, se relaciona con el incipiente movimiento feminista y participa se la inauguración del Comité Femenino de Santa Fe, en el que ocupará el puesto de Vicepresidenta.

Transgresora y desafiante de los modelos y cánones morales y sociales de la época, Storni lleva adelante un romance con un hombre casado y mayor que ella. Queda embarazada y ajena a cualquier crítica, decide ser madre soltera.

Storni fue una mujer que construyó su fama en un mundo de hombres, y eso a principios de siglo XX, era una novedad. Como feminista, como escritora, como periodista, Alfonsina logró ser protagonista de su época. Pujante y talentosa vivió sus últimos años en un contexto social y político oscuro. Al igual que muchos artistas de ese período, eligió el suicidio como final.

Les compartimos para finalizar la reseña algunos versos del poema “Yo en el fondo del mar”.

En el fondo del mar
hay una casa
de cristal.

A una avenida
de madréporas,
da.

Un gran pez de oro
a las cinco,
me viene a saludar.

Me trae
un rojo ramo
de flores de coral.

Duermo en una cama
un poco más azul
que el mar.

(…)

ALFONSINA STORNI (1892 – 1938)

HistoriaXRedes

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s