CR. Mucho para meditar y dudar. Ronald Chinchilla

Una nueva. En el aeropuerto se redujo el caudal de viajeros. El gobierno (pueblo de Costa Rica) le garantiza y paga a la empresa concesionaria sus utilidades. Lo mismo sucede con la ruta 27, no sólo el gobierno (pueblo de Costa Rica) garantiza las utilidades, si no que también tiene que darle mantenimiento a la vía. Desde luego ellos cobran, a diestra y siniestra, los peajes. Y también, en la concesionaria del Muelle de Limón. Así, sin ningún riesgo, cualquiera. Cómo es que se elaboran estos contratos-tigres? Desde luego deja mucho para meditar y cada día dudar más de “nuestros” gobernantes. Más difícil aún cuando en el horizonte no se ve ninguna posibilidad de solución…

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s