CR. Los 5 venenos mentales. Daniel Ruiz

El Apego a lo material.
Esta aflicción está muy relacionada con el deseo. El apego es la tendencia a aferrarse (apegarse) a aquellas cosas que nos gustan. También va relacionado con la ignorancia de la impermanencia. Nos apegamos a personas, situaciones y objetos deseando que toda la vida perduren y toda la vida los poseamos nosotros. En nuestra cultura esto se puede ver muy claramente con los recuerdos.

El odio
El odio es la tendencia a rechazar aquello que no nos gusta. Es el contrario del apego, es la misma “filosofía” aplicada a aquellas cosas que no deseamos. Deberíamos aceptar más los conceptos y no juzgarlos de esta forma. Todo lo que, por el contrario, parece que amenaza nuestro ego, se convierte en enemigo, objeto de odio y aversión.

La ignorancia
La ignorancia es no saber lo que, desde el punto de vista espiritual, es beneficioso o negativo. La ignorancia no es algo neutral sin efectos o consecuencias, es un estado definido de la mente que hace que actuamos en una forma determinada. Ocurre cuando no somos capaces de ver las cosas como realmente son. Esta incapacidad de reconocer lo que está sucediendo puede ser consciente o inconsciente: unas veces se presenta como inocencia y otras como indiferencia.

El orgullo
El orgullo, junto con la envidia, surgen del ego: esta entidad intransferible a ultranza que parece ser el eje de la vida universal, creada por nosotros mismos. De esta forma, no pueden atacarnos ni verbalmente. No podemos rebajarnos porque nuestro orgullo está en un nivel más elevado. No deberíamos considerar nuestro ego superior a los otros: esto crea el orgullo, un gran obstáculo para muchas cosas. El orgullo reposa, de hecho, sobre una falta de reflexión.

La envidia
Los otros no pueden tener méritos ni virtudes muy pronunciadas, porque nuestro ego está por encima. Como el orgullo, esta actitud se debe al aferramiento al ego. Cuando parece que una persona o una actitud puede atacar nuestro terreno o eclipsar nuestro “yo” sería bueno ser más relativos y no darle tanta importancia.
BUEN VIVIR
Daniel Ruiz, Desamparados, 2021

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s