CR. El canto es parte esencial de mi ser. Guadalupe Urbina

17 enero 2015

“Canto para tocar la otra punta de luz
que nos conecta con el misterio abismal del viento o como las chicharras de la selva
para elevar por encima del barro a las ceibas sagradas.

El canto es esa parte esencial de mi ser,
la de la infinita paciencia,
sonidos que resuenan en los mismos canales
donde las estrellas rugen la algarabía de los meteoros fugaces
que las besan de golpe. (Frag. de Ballenas. Poema de G. Urbina)

Yo siempre he cantado, desde que era niña. Aprendí las rancheras a las cuatro de la mañana, en la radio, en un programa llamado Amanecer Ranchero. No recuerdo si en Columbia o Monumental.

Vengo de una familia dedicada a la agricultura, de aquellas que se empobrecieron al no poder competir con la agroindustria y las nuevas enfermedades de la sociedad de consumo y sus hábitos. Mi madre se mantuvo siempre apegada a la tierra, cultivando y cuidando gallinas y cerdos para tener la alimentación asegurada a sus criaturas mas pequeñas. Ella era siempre una seguridad para la familia. Cuando yo empecé a cantar no lo hice pensando que esa sería una profesión que me sostendría económicamente, sino porque era una fuerza mayor a mi misma que me atraía, me daba luz, fuerza y alegría.
Luego asistí a actividades que se llamaban culturales en instituciones donde la gente que estaba, en la mayoría de los casos, no eran gente como mi madre o mi familia, eran intelectuales, con grados académicos o en vías de ello. Cuando canté canciones de mi tierra lo hacía y lo sigo haciendo como una manera de tratar de conectar con mi gente que nunca aparece pero ha sido parte esencial de mi historia de vida.
En mi casa no había discos de acetato y mucho menos un equipo de sonido, solo esa radio vieja cuyas baterías poníamos al sol para recargar cada día y también escuchábamos música en vivo porque mis hermanos tocaban y cantaban y venían los amigos de ellos por las tardes a cantar baladas que aprendían de la radio en los años 60. Sobre todo de mexicanos y alguno que otro argentino que ya empezaba a sonar. Eran baladas sencillas, se podría decir que de mala calidad pero en cierta manera conectaban con esa vida simple de la gente del campo. En mi infancia no teníamos TV y de todas maneras no había una TV como la de ahora con tantos canales especializados en diversos tipos de música, ni siquiera había muchas estaciones en el dial de la radio. No existía toda la cantidad de cosas a las que tenemos acceso hoy día, PERO TODO LO QUE FALTABA LO LLENÁBAMOS CON DIGNIDAD.
Trato cada día de rendirle tributo a eso, porque la música para mi es una experiencia sagrada. Cuando tengo que hacer música y recibo un pago pido que se me contrate y se me pague con respeto, porque se que hay quienes escatiman para la música y sobre todo para la música que busca mover emociones, ideas y sentimientos, pero derrochan en el banquete, en el trago de lobby o en papelerías inútiles y cuando otro corazón sensible y sin dinero me pide que cante, mi corazón sabe que el pago no está en dinero en efectivo sino en el cariño, el intercambio, la solidaridad y el respeto a mi dignidad como mujer música, entonces las retribuciones son distintas aunque los compromisos sigan siendo los mismos y una sabe reconocer eso a una legua de distancia y en medio de cualquier negocio.

En este oficio-pasión-ceremonia una solamente milita con la sensibilidad, la dignidad, la independencia y el respeto a las personas que en ese toma y daca me nutren y me inspiran. Soy una mujer sardinaleña, guanacasteca, afromestiza, con algo que decir y compartir desde un lugar en donde puedo percibir, oler e intuir. Tengo claro que igual que yo hay muchas personas creativas, creadoras, buscando caminos para compartir la luz,la fuerza y la visión que la música nos da y eso si es una gran bendición en la vida, saber que una no va sola en el viaje. EL APRENDIZAJE ES EXPERIENCIA, TODO LO DEMÁS ES INFORMACIÓN. Digo todo esto porque un señor pidió que le hiciera precio porque había otro grupo que cobraba lo mismo que yo y que tocaban durante dos horas música muy alegre.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s