CR. Con el nieto menor. Claudio Enrique Monge Pereira

PASAR la mañana con el Nieto menor no es el verbo indicado: VIVIR SI…vivirse con él y redescubrir cómo descubren los niños las maravillas y hacerlas suyas. Mirar sus ojos bellos admirando que las semillitas de culantro que la semana pasada sembró ya son un aromático bosquecito. Verlo jugar con los gansos. Correr detrás de las mariposas intentando atraparlas sin lograrlo. Y yo le digo que los colores no se atrapan con las manos sino con el corazón. Hablar con las gallinas y los perros. Recorrer el cerco y enseñarlo a cosechar lo que siembro con él. Para su edad es prominente su pensamiento. Descubre las maravillas que GEA nos devuelve cuando la amamos. Le digo que la Tierra está alegre. Pregunta por qué y el Abuelo que se me desboca le responde: Porque la Tierra sin semillas no sonríe, y vos y yo la llenamos con tantas semillas que hasta le hacemos cosquillas. Y entonces de la alegría Ella nos regala muchas cosas buenas para comer…y él cierra…Y SON MUY SALUDABLES.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s