CR-Territorio Cabécar. La madre tierra espera que despertemos juntos. Virginia Beita Zúñiga

Yis juiklí vas skiwamí kasmalabatawa.
Tsa ditsöwo alaklüwa Kíana tuk tsé vaste.
Soy mujer indígena, mujer como la madre tierra IRRIRÍA
fértil, protectora y fuerte.
Soy mujer de la tierra, fuerte como el árbol que resiste viento y lluvia, firme como la montaña, frágil como el arcoíris, brillante como el amanecer,dulce como el atardecer de sol.
Soy mujer indígena hija de la tierra, el sol y parte de universo.
Se lo que quiero, tengo esperanza que las cosas van cambiar, esa cosa duele por dentro del alma, la destrucción, el desamor, el dolor, tristeza, angustia, las palabras incumplidas, más que todo, el cuidado de la naturaleza.
No se muchas cosas de afuera, pero se que cuando mi mundo está en peligro, cuando el universo nos llama, cuando hay que actuar y cuando no.
Solo quiero gritar con el alma que nos deje en paz con la tierra y mi gente rían, canta y crean la vida que comparten con armonía y libertad.
Las mujeres indigenas necesitamos sembrar las semillas para que el mundo vuelva despertar la unión, armonía y esperanzas, mucha paz para que todos podamos conectar en una sola vida. Será semilla de arcoíris.
Las mujeres indigenas nuestro compromiso es mucho más grande para sostener el mundo nuestra madre, porque sabemos como mujer indígena el dolor, sufrimiento, la alegría y juntos podemos equilibrar junto con nuestra madre tierra ella espera que despertemos juntos.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s