CR-BUENOS AIRES-Territorio Cabécar. El sol vino donde la hermana iriria. Virginia Beita Zúñiga

En tiempo milenarios el sol vino donde la hermana iriría la tierra y no podía estar mucho la hermana ofreció la hamaca y ahí el dejo su brasas para la humanidad está tierra para que con su fuego podamos sobrevivir, por eso los humanos no podemos vivir sin fuego ni agua.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s