CR. Lo de uno es nuestro. Claudio Enrique Monge Pereira

el

LO DE UNO ES NUESTRO

Lo ajeno es ajeno:
no extraño ni lejano,
porque ya la lejanía
no existe. Ahora todo
es cercano y palpable.
Es como la utopía: un
horizonte en lontananza
que siempre será alcanzable;
como los sueños. Mi Maestro,
don José Martí, me dijo que el
vino nuestro, aunque sea de
guineos, es más que nuestro.
Yo tampoco envidio los goces
de Europa. Los viví siete años.
Los viví demasiado.
Intensamente.
Y también los sobreviví
estoicamente aún más.
Vi los cerezos y los
manzanares, y los perales;
el ciruelar;
los membrillos, las guindas;
la vid colgante como
ubres de miel;
sorbí la leche
de los abedules. Y
siempre…siempre mi corazón
estuvo en Costa Rica,
en mis potreros y cafetales;
en mis predios proletarios.
Y hoy,
mis manzanos de agua,
me enamoraron
como siempre.

ClaMo
Toyopán, ZURQUÍ.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s