CR-TURRIALBA-Buen Vivir. Con el volcán en el alma (fotos). Edison v.a.

19-20 de diciembre 2020

Solemos tener amor y preferencia por un cerro, montaña, volcán, etc.

En mi caso y el de mis hijos, se trata del volcán Turrialba, a donde ascendíamos religiosamente una o varias veces al año (antes de su período de gran actividad); luego de alcanzada la cima, bajábamos a los cráteres y varias veces cruzamos el volcán caminando entre Santa Cruz de Turrialba y Jiménez de Pococí (un par de días).

Esta vez tuvimos dos experiencias: una en La Central al pie del volcán, con mi hijo mayor Edison, su esposa Ingrid y su hijo Nicolás; ellos acamparon bajo la neblina, la lluvia, las estrellas, el frío de la noche y el calientito sol de la mañana. Ahí los visitamos.

La otra experiencia se desarrolló en Santuario Quetzales, tierras altas del volcán, con los sobrinos Luis Paulino y Denis, sus esposas e hijos. El camino entre el volcán Irazú – La Central – Las Virtudes de Santa Cruz es mágico. Hacerlo caminando, en bici, en moto o en carro es una maravilla.

En Quetzales por la noche vivimos la magia de la luna, la magia de Júpiter y Venus “acercándose”, el convivio en Rancho Venus, la compañía del búho y el fuego, el frío y el poncho.

Finalizamos la experiencia con el mensaje de dos niñas: Paulina y Miranda, el cual estamos compartiendo por diversos medios de las redes sociales.

Seguimos…

Familia

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s